guyana acuerdo

Caracas, 17 feb (EFE).- El Gobierno de Venezuela ratificó este sábado la vigencia del Acuerdo de Ginebra, que cumple 58 años, como el único marco jurídico que reconocen para la resolución de la disputa con Guyana por el Esequibo, un territorio de 160.000 kilómetros cuadrados reclamado por ambos países.
En un comunicado leído por la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, el Gobierno recordó que «este acuerdo, suscrito el 17 de febrero de 1966 y depositado en la Secretaria General de la Organización de las Naciones Unidas, constituye el único instrumento jurídico valido para alcanzar una solución practica y mutuamente satisfactoria en torno a la controversia».
Caracas insistió en la vigencia de este instrumento, firmado en 1966 con Reino Unido, antes de la independencia guyanesa, y que establece bases para una solución negociada, y aseguró que es a través de éste que se podrá alcanzar una solución por la vía del diálogo y en beneficio de ambos países.
«Venezuela ratifica su inquebrantable compromiso con este instrumento jurídico como marco normativo para alcanzar una solución satisfactoria para ambas partes sobre el Esequibo, y como vía para el diálogo y la negociación política amplia entre Venezuela y Guyana», reiteró el Gobierno de Nicolás Maduro.
La postura fue ratificada por el canciller Yván Gil, quien aseguró, a través de su cuenta en X, que este acuerdo «marcó el camino hacia la resolución pacífica de la controversia territorial».
«En este aniversario del Acuerdo de Ginebra, reafirmamos nuestro compromiso con la paz, el diálogo, la diplomacia, la justicia y la soberanía. Además, renovamos nuestra voluntad de seguir trabajando para dejar atrás herencias coloniales dañinas para nuestro continente y priorizar el bienestar de nuestros pueblos», dijo Gil.
Además, recordó que este acuerdo plantea «un diálogo entre iguales y sin interferencia de intereses externos para buscar soluciones basadas en el respeto mutuo y el derecho internacional».
Mientras que Venezuela defiende este acuerdo, Guyana se basa en el laudo arbitral de 1899 y apuesta por resolver el conflicto a través del proceso abierto en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
Las diferencias por los límites fronterizos del Esequibo comenzaron con el Laudo Arbitral de París de 1899 que dio la soberanía del territorio a la entonces Guyana Británica.
Venezuela declaró nulo décadas después ese fallo y firmó con el Reino Unido el acuerdo de 1966, que determinó crear una comisión para resolver la histórica controversia, lo que no se llegó a materializar. EFE