Caracas, 2 dic (EFE).- Venezuela amplió su infraestructura electoral para el referendo no vinculante de este domingo 3 de diciembre sobre la disputa territorial con Guyana, en el que se habilitarán 28.027 mesas, en un total de 15.857 centros de votación, cuya apertura está prevista para las 6.00 hora local (10.00 GMT), informó este sábado el Consejo Nacional Electoral (CNE).
El vicepresidente del ente comicial, Carlos Quintero, aseguró que se ha «ampliado la capacidad» de la «infraestructura de centros de votación en un 11 %» para «el referendo consultivo».
Aseguró que el CNE ya ha instalado la totalidad de las mesas electorales, lo que significa que «cada rincón del país estará debidamente equipado y preparado para recibir a los electores» y garantizar un proceso «fluido y transparente».
Señaló que cada miembro de mesa ha sido capacitado para «desempeñar un papel fundamental de eficiencia y transparencia», y que el ente electoral ha reforzado la «capacidad de centros de transmisión de contingencia», para un total de 1.021 de estos, con el objetivo de «garantizar, de esta manera, los resultados en el menor tiempo posible».
Está previsto que los centros cierren a las 18.00 locales (22.00 GMT), un horario «diseñado para ofrecer» a los ciudadanos «la oportunidad de participar», y que se extenderá en aquellos espacios donde aún haya personas en cola para votar.
Las autoridades e instituciones venezolanas reiteraron este sábado el llamado a responder «cinco veces sí» a las cinco preguntas de la consulta, que plantea, entre otros puntos, la anexión del territorio al mapa nacional, con la creación de un estado en esa área llamado Guayana Esequiba.
Un total de 356.513 efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) están desplegados para custodiar el referendo, con un apoyo «inédito» de 51.778 agentes de todos los órganos policiales para la preservación del orden y la seguridad dentro de los centros de votación, de acuerdo con el Gobierno, que aseguró haber tomado previsiones ante «potenciales planes de sabotaje».
Guyana había pedido a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que este año se declaró competente para pronunciarse sobre el caso, tomar medidas para «bloquear» el referendo, y aunque el viernes este tribunal de La Haya no pidió directamente cancelar la celebración de esa consulta, sí urgió a Caracas a «abstenerse» de tomar «cualquier acción que modifique» la situación del territorio. EFE
csm/laa