Caracas, 4 sep (EFE).- Un total de 10.782 personas señaladas como «mineros ilegales» han sido desalojadas de la región amazónica de Venezuela desde el 1 de julio, cuando se desplegaron numerosos operativos de seguridad ejecutados por militares, informó este lunes el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Domingo Hernández Lárez.
«En el marco de la Operación Autana 2023 en el Parque Nacional Yapacana del estado Amazonas, desde el 1 de Julio hasta la fecha se han evacuado la cantidad de 10.782 mineros ilegales por permanencia arbitraria en zona de seguridad del Estado y contribuir con la destrucción de la naturaleza», detalló el funcionario en su cuenta en la red social X (antes Twitter).
Explicó que estas evacuaciones son ejecutadas a través de una «ruta segura», y que es un «deber ciudadano» el desalojo de estos espacios para garantizar la protección del ambiente.
Según la institución militar, las personas abandonan el lugar «de manera voluntaria» y en acatamiento de una orden del presidente Nicolás Maduro, quien pidió a la FANB «limpiar» la Amazonía de la minería ilegal, una práctica a la que se dedican unos 10.000 ciudadanos, de acuerdo a sus cálculos.
Una vez culminen estas expulsiones, el Ejecutivo pondrá en marcha un plan de reforestación en la Amazonía, especialmente para mitigar los daños causados por el uso de mercurio en estos territorios.
La semana pasada se destruyeron en esta zona 57 estructuras que conformaban un campamento usado para la minería ilegal, ubicado específicamente en el parque Yapacana, en el estado Amazonas (sur, fronterizo con Brasil y Colombia). EFE
gcs/sbn/laa