San Juan, 8 ene (EFE).- El subsecretario de Defensa Adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Daniel Erikson, visita este lunes y martes Guyana para tratar con altos funcionarios la colaboración en materia de defensa y seguridad entre ambos países y otros territorios vecinos del Caribe.
La visita de Erikson se da en medio de una disputa entre Guyana y Venezuela por el Esequibo, un territorio de unos 160.000 kilómetros cuadrados que administra como propio Georgetown y Caracas reclama.
Según un comunicado de la Embajada de EE.UU. en Georgetown, durante sus dos días de visita el subsecretario se reunirá con altos funcionarios del Gobierno de Guyana, de la Fuerza de Defensa de Guyana (GDF, en inglés) y de la Comunidad del Caribe (Caricom).
Erikson es responsable de la política de seguridad y defensa de los EE.UU. para la región, que incluye 34 naciones, entre ellas Canadá, México y los países de América Central, el Caribe y América del Sur.
Se trata de su primera visita a Guyana y su primer viaje al extranjero de 2024.
«Su visita subraya la importancia que EE.UU. otorga a la asociación bilateral de defensa y seguridad con Guyana en apoyo de la estabilidad regional», indicó la nota.
Esta asociación se centra, a corto plazo, en apoyar el crecimiento de la GDF y, a largo plazo, en respaldar la modernización de las instituciones de defensa de Guyana.
La visita de Erikson puede exacerbar la tensión con Venezuela, que recientemente ha condenado tanto maniobras militares conjuntas de EE.UU. y Guyana como la presencia de un buque británico de guerra en las costas guyanesas.
Reino Unido desplegó en Guyana a mediados de diciembre su navío HMS Trent como «muestra de apoyo militar y diplomático» al país en su disputa con Venezuela por la gestión del Esequibo.
El presidente de Guyana, Irfaan Ali, afirmó en aquel entonces que el buque «no representa una amenaza para nadie» y que «ni Venezuela ni ningún otro Estado tienen nada que temer de las actividades dentro del territorio o aguas soberanas de Guyana».
«No albergamos ambiciones ni intenciones de codiciar lo que no nos pertenece. Estamos plenamente comprometidos con las relaciones pacíficas con nuestros vecinos y con todos los países de nuestra región», afirmó.
Además, Ali justificó que Guyana «lleva mucho tiempo participando en asociaciones con Estados regionales e internacionales destinadas a mejorar la seguridad interna». EFE