Tokio, 6 ene (EFE).- Un terremoto de magnitud 5,3 sacudió este sábado la prefectura de Ishikawa, mientras continúan las tareas de búsqueda en la misma zona de unos 240 desaparecidos por el fuerte seísmo del pasado lunes, cuyo balance de fallecidos asciende a 98.
El nuevo terremoto tuvo lugar a las 5.26 hora local de este sábado (20.26 GMT del viernes) con epicentro a unos 10 kilómetros de profundidad en la península de Noto, en la citada prefectura del centro de Japón, según datos de la Agencia Meteorológica de Japón (JMA).
Tras el seísmo de magnitud 7,6 del pasado lunes con epicentro en esta misma zona, la JMA ha detectado en el área más de 1.030 temblores con intensidad de al menos 1 en la escala cerrada japonesa de 7 niveles, que se centra en el poder destructivo del temblor, y ha alertado del riesgo de que se produzcan réplicas de igual o mayor intensidad que el devastador terremoto.
Las autoridades locales no han informado por ahora de nuevos daños causados por el terremoto de este sábado, que alcanzó el nivel 5 alto en la escala nipona, ni de interrupciones adicionales en las redes de transporte ferroviario o por carretera.
Numerosas infraestructuras de este tipo continúan dañadas desde el terremoto del pasado lunes, lo que está dificultando las tareas de búsqueda y rescate de desaparecidos, así como de reparación de las vías y edificios dañados o de transporte de suministros para las personas afectadas por el desastre.
Hasta el momento se han confirmado 98 fallecidos por el terremoto, según datos recopilados por la cadena estatal NHK, mientras que se estima que unas 240 personas continúan desaparecidas.
Se teme que las tareas de búsqueda y rescate se vean dificultadas por las fuertes lluvias previstas en la prefectura de Ishikawa entre la jornada del sábado y la del domingo, de hasta 30 milímetros, según previsiones de la JMA. EFE
ahg/laa
(foto)