rusia iran

Moscú, 14 abr (EFE).- Los ministros de Exteriores de Rusia, Seguéi Lavrov, y de Irán, Hosein Amir Abdolahian, advirtieron este domingo en una conversación telefónica contra una mayor escalada en Oriente Medio y «nuevas acciones peligrosas de provocación» que pueden llevar a un aumento de las tensiones en la región.
Durante la conversación, ambos ministros señalaron que «una mayor escalada de la situación en la región y nuevas acciones peligrosas de provocación podrían provocar un aumento de la tensión en el Medio Oriente», indicó el ministerio ruso de Exteriores en un comunicado.
«La prevención de tal escenario y la eliminación de sus causas debe ser tema de atención especial y prioritaria por parte del Consejo de Seguridad de la ONU», afirmaron ambos diplomáticos.
Abdolahian, se agrega, informó a su par ruso sobre «las medidas adoptadas por Teherán en respuesta al ataque aéreo israelí del 1 de abril contra el departamento consular de la embajada iraní en Damasco».
Se trata de la segunda conversación telefónica entre los ministros de Exteriores de Rusia e Irán en las últimas 24 horas.
Previamente, Rusia expresó su preocupación por la «peligrosa escalada» en la región de Oriente Medio tras el ataque aéreo iraní contra Israel y llamó a las partes a «actuar con moderación».
«Llamamos a todas las partes involucradas a que actúen con moderación. Esperamos que los Estados de la región resuelvan los problemas existentes por medios políticos y diplomáticos», señaló Exteriores.
El ataque de Irán contra Israel en el que, según Tel Aviv, fueron utilizados más de 300 drones, misiles balísticos y de crucero se produjo dos semanas después de un bombardeo en el consulado iranó en Damasco, en el que murieron varios miembros de la Guardia Revolucionario iraní, y del que Teherán responsabiliza a Israel.
Según el miniserio de Exteriores ruso, debido a la postura de sus miembros occidentales, el Consejo de Seguridad de la ONU no pudo «reaccionar adecuadamente al ataque a la misión consular iraní».
Este jueves el Kremlin había llamado a la contención a Irán e Israel ante las informaciones sobre una inminente respuesta de Teherán al ataque a su consulado.
«Ahora es muy importante que todos actúen con contención para no desestabilizar completamente la situación en la región, que ya de por sí no es ni estable ni predecible», dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.
El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, había advertido días antes que el ataque de Tel Aviv al consulado iraní en Damasco podía conducir a una «escalada de tensiones incontrolable».EFE