Moscú, 24 mar (EFE).- Las autoridades rusas denunciaron este domingo un masivo ataque ucraniano a la fronteriza región de Bélgorod y la anexionada península de Crimea, donde a consecuencia del bombardeo murió una persona.
«Nuestros militares rechazaron un ataque a Sebastopol. Fue el mayor de los últimos tiempos», escribió el gobernador del puerto crimeo de Sebastopol, Mijaíl Razvozzhaev, en Telegram.
Agregó que durante el bombardeo un lugareño de 65 años pereció tras caer una esquirla de misil en su casa.
Otras cuatro personas resultaron heridas como consecuencia del ataque, agregó.
También en la región rusa de Bélgorod se registró un ataque nocturno con 19 misiles Vampire derribados por las fuerzas antiaéreas, según el Ministerio de Defensa.
Mientras, el gobernador local, Viacheslav Gladkov, informó esta mañana del envío de un nuevo grupo de niños de Bélgorod a otras regiones rusas para protegerles de nuevos bombardeos.
«Muy agradecido a los que ayudan a los niños a encontrar temporalmente un lugar más seguro», escribió y agregó que si la situación en la región no mejora, los menores podrían quedarse en sus lugares de acogida hasta el fin del año escolar.
Rusia lleva varios días informando a diario del derribo de drones y misiles en regiones fronterizas con Ucrania, en particular en la de Bélgorod, que ha sufrido varias incursiones de milicias de voluntarios rusos que luchan en el bando ucraniano.
Solo en las dos últimas semanas 24 habitantes de esta región murieron y 154 resultaron heridos a consecuencias de los ataques ucranianos, denunció ayer su gobernador.EFE