La cadena europea publica un trabajo especial sobre la vida de Canserbero, y al final de este, la hija de uno de los involucrados señala que son falsas la acusaciones del FGR. “Esas acusaciones son falsas. Usted lo sabe señor fiscal. Usted nos quitó los abogados y nuestros actuales abogados no han podido tener acceso a mi tía y a mi padre”. Claudia Améstica

«Al caminar lamenté irme de este mundo amargo, sin terminar la misión por la cual ando penando».

Así se escucha una parte de la canción “De mi muerte” del rapero venezolano Canserbero, cuyo fallecimiento ocurrido el 19 de enero de 2015 sacudió el mundo de la música en América Latina.

Tyrone José González apenas tenía 26 años y ya era un fenómeno del rap en la región.

Pero la historia de su muerte dio un giro esta semana, cuando el gobierno de Venezuela publicó un video en el que Natalia Améstica, manager del artista, confiesa que ella fue quien, junto a su hermano, asesinó al rapero.

En un principio las autoridades habían señalado que la causa de la muerte de Canserbero había sido un suicidio, tras caer el rapero de un décimo piso en el municipio de Maracay, ubicado a unos 100 kilómetros en el oeste de Caracas.

De acuerdo al relato oficial de ese momento, Canserbero había decidido lanzarse al vacío después matar al también músico Carlos Molnar.

Sin embargo, según el relato de los hermanos Améstica, ellos apuñalaron tanto a Canserbero como a Molnar hasta matarlos. Después decidieron lanzar al rapero por la ventana del apartamento para fingir el suicidio.

En el momento de su muerte, Canserbero se perfilaba como una de las principales voces del rap en la región con canciones como “Es épico” y “Guía para la acción”.

De hecho, para la prestigiosa revista Rolling Stone, Canserbero, con apenas 26 años y solo dos discos, era el mejor rapero en español por encima de leyendas del género como Residente de Calle 13 o Kase.O.

De la calle a la fama

Cuando la revista Rolling Stone eligió a Canserbero como el mejor rapero en español fueron claros con el motivo de su elección.

“Sus canciones cuentan historias complejas y oscuras, son reflexiones sesudas en torno a la vida, la muerte, la injusticia y las calles”.

Y cita como ejemplo parte de su canción “Es épico”: “Entiendan que yo no soy un tutor, soy sólo un chamo con valor que quisiera un mundo mejor / Soy alguien que se molesta cuando ve persona cuya meta es un carro lujoso en vez de una mejora / Y es que yo también quiero mi casa con piscina, pero más quisiera no ver más niños en la esquina…”

Para muchos expertos, una de las razones del prestigio como rapero de Canserbero, nacido el 11 de marzo de 1988 en Caracas, era que supo trasladar de una forma visceral, pero inteligente, las distintas carencias y tragedias que sufrió durante su infancia y adolescencia.

Uno de los primeros desafíos que vivió fue la muerte de su madre a los 9 años. Ese hecho lo llevaría a buscar refugio en la música, especialmente en el hip-hop.

«No sabía lo que era el hip-hop, hasta que con un pana, Black Kamikaze con el que había hecho un grupo, fuimos donde AfroMak, y me fui afiebrado con el rap», explicó Canserbero en una entrevista realizada por el canal de YouTube RGB Imagen.

Después de esto comenzó la búsqueda para grabar un disco. Conformó un grupo que se llamó Códigos de Barrio y con ellos y a pesar de la falta de recursos, logró grabar tres canciones, que fueron su primer impulso para lograr un espacio dentro del hip-hop.

Pero no era fácil: tenía que trabajar en el día y pasarse noches en vela grabando en un estudio casero que habían construido en la casa de un amigo.

El lugar se llamaba El Techo.

“Yo salía amanecido de aquí para el trabajo. Dejábamos todo en la grabación”, relató el artista.

En el año 2000 vive otra tragedia: el asesinato de su medio hermano mayor, que lo marcaría profundamente y serviría de inspiración para grabar doce años después el álbum “Muerte”.

Ese álbum, publicado en 2012, se convertiría en uno de los referentes del rap no solo en Venezuela, si no en todo el continente.

Por el contenido de sus letras fue llamado el “Niño Terrible” del rap de Venezuela y su leyenda comenzó expandirse por letras como las de la canción “Es épico”.

“Hoy voy a convertirme en un criminal, ya no creo en nadie / A menos que me convierta en un muerto / Hoy voy a vengar a mi hermano, como le juré a mi padre / Diente por diente, ojo por ojo es esto / Una bicha prestada, porque no soy hampa, pero la rabia que siento no escampa / Es tanta que me ahoga”.

Otro álbum que destaca es “Vida”, que incluye el tema “Pensando en ti”, y que cuenta con cerca de 20 millones de visualizaciones en YouTube.

Colaboraciones y muerte

A raíz del éxito de su disco y el reconocimiento internacional, Canserbero comenzó a dar conciertos a lo largo de Venezuela, así como en Colombia, Argentina y otros países.

Aunque él aceptaba toda la influencia del hip-hop en su carrera, lo cierto es que se consideraba simplemente un rapero.

Fue en medio de su apogeo como artista influyente donde encontró la muerte.

Ese 19 de enero de 2015, Canserbero estaba en el apartamento del reconocido bajista Caros Molnar con la idea de trabajar en una colaboración.

Sin embargo, el encuentro terminó en tragedia: tanto Canserbero como Molnar fueron hallados sin vida.

De acuerdo con el relato de Natalia Améstica, en ese momento exmánager de Canserbero y esposa de Molnar, les dio una bebida con un sedante a ambos músicos. Cuando Molnar se quedó dormido, le propinó una puñalada en el cuello.

A la vez, también hirió de muerte a Canserbero. Cuando hubo perpetrado el doble crimen llamó a su hermano, quien la ayudó a manipular la escena para que pareciera que hubo una pelea y después el rapero se suicidó.

“Para construir la hipótesis del homicidio-suicidio, Guillermo apuñaló a Molnar y le dio al cuerpo de Canserbero un golpe con un tubo que le desfiguró el rostro, con la finalidad de simular una riña entre ellos”, señala el documento que publicó la Fiscalía de Venezuela para dar a conocer los hechos.

De acuerdo al propio gobierno venezolano, las razones de la muerte de Canserbero y Molnar fueron económicas.

Sin embargo, algunas personas ponen en duda las declaraciones de Améstica, entre ellas su sobrina Claudia Améstica, quien señala que las afirmaciones tanto de su tía como las del fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, son falsas.

“Esas acusaciones son falsas. Usted lo sabe señor fiscal. Usted nos quitó los abogados y nuestros actuales abogados no han podido tener acceso a mi tía y a mi padre”, dijo.

Con aporte de BBC Mundo https://www.bbc.com/mundo/articles/ckr83e9rmzgo