jefe policia chilena

Santiago de Chile, 15 mar (EFE).- El director de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), Sergio Muñoz, presentó este viernes su renuncia al cargo luego de conocerse una investigación en su contra por presunta corrupción, informó la Presidencia en un comunicado.
La Fiscalía chilena allanó la mañana del viernes la vivienda y la oficina del jefe de la PDI, una de las dos instituciones policiales que existen en Chile, y anunció que será acusado formalmente en una audiencia prevista para el próximo martes por presuntamente haber revelado información secreta.
«El director de la PDI decidió presentar su renuncia previo a la formalización y el presidente decidió aceptarla», dijo en una de rueda de prensa posterior el subsecretario de Interior, Manuel Monsalve.
«La posición del Gobierno no ha cambiado, lo que cambió es una decisión del general de la PDI», añadió el subsecretario, quien horas antes había dicho que el Gobierno iba a esperar a la audiencia del martes para decidir sobre el futuro de Muñoz.
Según medios locales, el detonante de la renuncia habría sido la querella criminal presentada en contra de Muñoz por el Consejo de Defensa del Estado, el organismo que defiende los intereses de Chile ante los tribunales.
Muñoz habría supuestamente revelado información secreta al abogado Luis Hermosilla, uno de los más influyentes del país y protagonista del llamado «Caso Audio».
El «Caso Audio» estalló en noviembre cuando un medio local dio a conocer una grabación de una conversación en la que el abogado habla de pagos irregulares a funcionarios del Servicio de Impuestos Internos y de la Comisión del Mercado Financiero, con el objetivo de lograr información privilegiada.
Durante un peritaje al teléfono móvil de Hermosilla, los investigadores obtuvieron información sobre presuntos delitos que involucran directamente a Muñoz.
De 59 años, Muñoz sucedió en el cargo en junio de 2021 a Héctor Espinosa, quien dejó la jefatura de la PDI acorralado por un caso de malversación de caudales públicos y lavado de activos por el que la Fiscalía le pide 20 años de cárcel y quien durante un tiempo tuvo como abogado defensor al propio Hermosilla.
Según medios locales, Muñoz habría entregado información en beneficio de su antecesor.
El subsecretario Monsalve anunció que la jefatura de la PDI será ocupada de manera provisional por el prefecto general Claudio González Hofstetter y que «en los próximos días el presidente Gabriel Boric procederá al nombramiento del nuevo director».
La investigación en contra de Muñoz coincide con otra imputación que tendrá lugar el 7 de mayo contra Ricardo Yáñez, general director de Carabineros, el otro cuerpo policial que existe en Chile.
Yáñez será acusado por el delito de omisión de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves y homicidio durante las manifestaciones ocurridas en el estallido social de 2019.
Las investigaciones en contra de los altos mandos de la policía se dan en medio de una crisis de seguridad que Chile atraviesa desde hace cinco años y que ha disparado la sensación de inseguridad de los chilenos y obligado al Ejecutivo a levantar una agenda específica para combatir el crimen organizado. EFE