Nueva York, 30 oct (EFE).- La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, regaló este lunes libros infantiles mientras su marido, el presidente Joe Biden, daba caramelos a un grupo de niños en la Casa Blanca para celebrar Halloween.
El evento, que se produce un día antes de que tenga lugar el día de Halloween (31 de octubre) estaba dirigido a estudiantes de colegios públicos y de familias relacionadas con el Ejército.
El presidente llevaba una gorra con el sello gubernamental mientras regalaba chucherías temáticas de la Presidencia del país.
El tema de la festividad de este año era la lectura, por lo que la Casa Blanca estaba decorada con personajes famosos de la literatura infantil y leyendas de terror.
La iniciativa fue una idea de la primera dama, que ha trabajado durante más de treinta años como profesora.
Por su parte el presidente, de 81 años de edad, estuvo hora y media dando caramelos a los niños bajo la lluvia. EFE