Caracas, 9 oct (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este lunes a los opositores Juan Guaidó, Leopoldo López, Carlos Vecchio y David Smolansky -todos fuera del país- de liderar una «red de coyotes» para el tráfico de migrantes venezolanos hacia Estados Unidos.
«Hemos hecho investigaciones y hemos compartido inteligencia con Gobiernos de América Latina y todo apunta a que esa red de coyotes está dirigida y es un gran negocio de un sector de la extrema derecha venezolana, especialmente del señor (David) Smolansky, Carlos Vecchio, Leopoldo López y Juan Guaidó», dijo el jefe de Estado durante su programa semanal Con Maduro +.
Ese cuarteto, prosiguió, «está detrás de las redes de coyotes y se enriquecen con las redes de coyotes y así lo denuncio (…) Han engañado a miles de venezolanos para que se fueran a distintos destinos en Sudamérica y, ahora, los llevan en las peores condiciones, cobrándoles».
Aseguró que ya advirtieron al Gobierno de EE.UU. sobre esta red, promocionada en redes sociales, que «se mueve por varios países» y que traslada migrantes a ciudades estadounidenses como Nueva York o Chicago, cobrando montos que oscilan entre los «7.000 y los 10.000 dólares».
El jueves, el Gobierno de Venezuela informó que suscribió un acuerdo con EE.UU. sobre migración para efectuar, de manera «ordenada, segura y legal», vuelos de repatriación de venezolanos desde el país norteamericano, después de que el Ejecutivo de Joe Biden anunciara la reanudación de esta fórmula, suspendida hace años.
En un comunicado, el Ejecutivo venezolano señaló entonces que este acuerdo fue alcanzado luego de varias «conversaciones sostenidas» con autoridades estadounidenses, y señaló que «desplegará, a través de su programa ‘Vuelta a la Patria’, los recursos necesarios para la atención integral» de los repatriados.
El anuncio llega en medio de un aumento en las detenciones de personas que intentan cruzar de manera irregular la frontera de EE.UU. y México, con más de 180.000 migrantes detenidos solo en agosto.
Los venezolanos son unos de los grupos que han contribuido a este incremento: en junio, 11.506 personas de esta nacionalidad fueron detenidas y en agosto esta cifra subió a 22.172. EFE
gcs/enb
(foto)(video)