canciller argentina

Buenos Aires, 3 may (EFE).- La canciller de Argentina, Diana Mondino, se vio envuelta en las últimas horas en una polémica por una frase presuntamente discriminatoria hacia la población china dicha en una entrevista y que ella misma se encargó de aclarar con posterioridad.
En una entrevista con el diario argentino Clarín, durante su visita a Francia para participar en la reunión ministerial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Mondino se refirió a la visita que autoridades del país suramericano efectuaron a la base espacial que China tiene en la Patagonia, a raíz de denuncias hechas por Estados Unidos de posible actividad militar en ella.
«Nadie detectó que hubiera personal militar allí», indicó la ministra de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, quien al ser cuestionada de nuevo sobre sí todos los integrantes de la base eran científicos respondió: «Los que fueron de investigación no identificaron que hubiera personal militar. Son chinos, son todos iguales».
La entrevista, publicada anoche en la web del diario y este viernes en su edición en papel, levantó enseguida polémica en Argentina, pues se consideró una expresión discriminatoria hacia China, país con el que Argentina mantiene una fuerte relación comercial.
«La canciller lo aclaró hoy a la mañana en una nota radial y aclaró que lo que quiso decir fue que no fue discriminatoria ni mucho menos, sino que lo que quiso expresar es que eran todos iguales, todos civiles, no habíamos encontrado ninguna anomalía en términos militares», dijo este viernes el portavoz presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada (sede del Ejecutivo), al ser cuestionado por este asunto.
Adorni se refirió a una entrevista concedida por Mondino este viernes en Radio Mitre, en la que aclaró que «de ninguna manera fue esa la intención, el contenido ni el contexto» y afirmó que al decir «son todos iguales» se refería a que «son todos civiles».
«Los argentinos también eran todos iguales, no estaban uniformados», amplió la canciller, quien se mostró «sorprendida» por el revuelo.
«Si queremos hacer algo abiertamente malinterpretado… Puede faltar parte de la frase, pueden faltar varias cosas…», expresó Mondino.
A este respecto, Adorni reiteró que «fue una mala interpretación o una expresión que tal vez no se entendió como debió haberse entendido».
Con la llegada de Milei a la Presidencia, la política exterior argentina ha virado hacia Estados Unidos e Israel, países a los que considera faros de Occidente.
No obstante, China sigue siendo un importante socio comercial.
Según el informe de intercambio comercial de marzo, publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el gigante asiático es el tercer socio comercial, por detrás de Brasil y de la Unión Europea.
Cuando era candidato, Milei afirmaba que no haría «negocios con ningún comunista», refiriéndose a China.
En junio de 2023, bajo la gestión del peronista Alberto Fernández (2019-2023), el Banco Popular de China y el Banco Central de Argentina renovaron y ampliaron un acuerdo ‘swap’ de divisas (contrato bilateral que permite cubrir la exposición al riesgo) por 18.570 millones de dólares. EFE