petro

Bogotá, 23 abr (EFE).- El presidente colombiano, Gustavo Petro, aseguró este martes que no pretende quedarse en el poder más allá de agosto de 2026, cuando termine su mandato, pero que tampoco se irá antes de finalizar su período de gobierno de cuatro años.
«Yo aquí no estaré más allá de agosto del 2026, pero el mandato popular me lleva a no estar ni un día menos», manifestó el jefe de Estado en un extenso escrito publicado en su cuenta de X.
Una de los argumentos de las marchas del fin de semana fue justamente el rechazo a la intención de Petro de convocar una constituyente para reformar la Carta Magna con el fin de hacer los cambios que no ha logrado que le apruebe el Congreso, que también se ha interpretado por la oposición como el camino para seguir en el poder.
Igualmente, el gobernante colombiano reiteró que siempre ha estado dispuesto al diálogo y la concertación, a lo que agregó que la oposición ha tenido garantías para expresarse en el Congreso y en las calles sobre las reformas que impulsa.
«Abrimos nuestra mano al acuerdo, permitimos su libre expresión, sin gases, ni ojos destruidos, dispuestos a defender incluso a su líder de la justicia internacional, los invitamos a trabajar con nosotros la paz, los invitamos todos los días a discutir los proyectos de ley», aseguró.
La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) informó el lunes que en las protestas contra el Gobierno Petro al menos 13 periodistas fueron agredidos.
Los hechos ocurrieron en Bogotá, Bucaramanga, Barranquilla y Medellín y los afectados son reporteros del estatal canal RTVC; el diario bogotano El Tiempo y los medios digitales Juan Maza BQ, Cofradía para el Cambio, Tras Este Visor y El Tamal News, según detalló la FLIP en un comunicado.
Por otro lado, Petro acusó a la prensa de la oposición de buscar información para un golpe: «Su prensa ha buscado durante ya años la excusa del golpe: los topes electorales. Como si no fueran ellos los que han usado a Odebrecht, a Keralty, al ‘Ñeñe’ Hernández, al paramilitarismo para elegirse».