milei

Buenos Aires, 2 mar (EFE).- Los sindicatos y organizaciones civiles de prensa de Argentina rechazaron el cierre de la agencia estatal de noticias Télam, en reacción al anuncio en la víspera del presidente argentino, Javier Milei, cuando también habló de medios que «viven de la pauta oficial» y periodistas «ensobrados».
«Ratificamos nuestro compromiso de defender» a Télam, a cada uno de los medios públicos y a todas las empresas estatales, y «lo haremos con todas las acciones legales, gremiales y políticas que sean necesarias para resguardar tanto su rol social en la democracia como todas las fuentes laborales», advirtieron la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren) y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) en un comunicado.
«El cierre de Télam no sólo sería ilegal sino también ilegítimo», afirmaron los gremios, respecto de la agencia fundada en 1945, que tiene unos 700 empleados, corresponsalías en todas las provincias y que había sido intervenida el 5 de febrero pasado junto con el resto de los medios estatales.
El Foro de Periodismo Argentino (Fopea) ratificó este sábado en un comunicado su «postura en favor de la existencia de medios públicos no gubernamentales, que apunten a respetar la libertad de expresión y el derecho a la información de los ciudadanos», en un «contexto de creciente desinformación».
Milei anunció el cierre de Télam durante el discurso inaugural de las sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa, en el que hizo un repaso de algunos logros de su Ejecutivo, en los 82 días de gestión desde la asunción el pasado 10 de diciembre; criticó fuertemente a la clase política; anticipó un paquete de leyes «anticasta» y convocó a un «Pacto de mayo» a los gobernadores.
El presidente argentino se refirió este viernes a la «inmoralidad» que supone «gastar dinero en comprar la voluntad de periodistas» por medio de la publicidad oficial en los medios de comunicación, que su Ejecutivo ha suspendido durante un año, «en un país donde el pueblo pasa hambre».
Fopea además rechazó las críticas de Milei hacia la prensa, y advirtió que «sólo exacerban la hostilidad y la intolerancia contra el periodismo».
Fopea recordó que «la pauta publicitaria no representa un pago encubierto a periodistas», sino que sirve para que el Estado comunique sus medidas, en tanto advirtió «con preocupación el crecimiento de despidos que se está registrando en distintos medios de todo el país» y reiteró que «la estigmatización de los trabajadores de prensa siempre es peligrosa». EFE

Banner Mundo Auto