nadadora leucemia

Tokio, 19 mar (EFE).- La nadadora japonesa Rikako Ikee, que superó una leucemia antes de disputar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, se aseguró una plaza en París 2024, sus terceros Juegos, al ser segunda en la final de los 100 metros mariposa del torneo selectivo de su país.
Ikee registró un tiempo de 57.30 segundos, por debajo del tiempo de clasificación de 57.34, por lo que se garantizó el billete.
«Al final, creo que fueron mis largos brazos los que ganaron el toque», dijo Ikee tras la competición en el Centro Acuático de Tokio. La nadadora dijo que pasar el corte de 57.34 demuestra que Dios está de su lado, según declaraciones recogidas por la web oficial de París 2024.
Ikee, de 23 años, estuvo apartada de las piscinas durante 19 meses para tratarse una leucemia que le fue diagnosticada en febrero de 2019, tras la cual nadó en tres pruebas de relevos en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021.
Hasta que se le diagnosticó la leucemia, su trayectoria estaba marcada por seis medallas de oro en los Juegos Asiáticos de 2018 de Indonesia. En su carrera como nadadora, que comenzó a los 15 años, también había ganado anteriormente dos medallas de oro en los Mundiales Júnior de Singapur, en 50 y 100 metros mariposa.
El primer puesto en los 100 mariposa se lo llevó Hirai Mizuki, de 17 años, quien aseguró así también su plaza en París, mientras que el tercero fue a parar a Matsumoto Shiho, que quedó sólo una centésima por detrás de Ikee y se perderá la cita olímpica.
Ikee nadará también en el torneo selectivo japonés los 50 y los 100 m libre. EFE