lavado de dinero nicaragua

San José, 20 mar (EFE).- Un juez nicaragüense declaró culpables por el delito de lavado de dinero a 13 personas que pertenecen a la organización evangélica Ministerio Puerta de la Montaña de Nicaragua, un caso por el que la Fiscalía también acusó a tres estadounidenses que no han sido capturados, informaron este miércoles opositores y la prensa local.
La sentencia condenatoria fue notificada a los 13 inculpados, entre ellos dos abogadas nicaragüenses, en un proceso que se realizó a puerta cerrada en el Complejo Judicial Central, en Managua, según la prensa de Nicaragua, que cita a fuentes judiciales.
El pasado 17 de enero, el Ministerio Público de Nicaragua informó que acusó por el delito de lavado de dinero a tres estadounidenses que no han sido capturados, así como a 13 nicaragüenses, a los que señalan de formar parte de una presunta red de blanqueo de capitales que utilizaban como fachada a dos ONG cristianas.
La Fiscalía de Nicaragua acusó a los estadounidenses John Britton Hancock, Jacob Britton Hancock y Casandra Mae Hancock, que contactaron a una pareja nicaragüense para registrar una filial de la organización Puerta de la Montaña, en Nicaragua, que era la encargada de recibir las transferencias desde EE.UU.
El Ministerio Público no incluyó a Bruce Wagner, propietario de una compañía de aviación y dueño del ministerio evangelístico Sacudiendo las Naciones, en Estados Unidos, a quien la Policía señaló de transferir una cantidad no precisada de dinero a Nicaragua para la obtención de dinero, propiedades de bienes muebles e inmuebles y hacer negocios.
La acusación de la Fiscalía
De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, basada en investigaciones de la Dirección de Auxilio Judicial que comenzó a investigar a los representantes de esos organismos, que funcionaban como ministerios cristianos, desde 2013, los imputados «ingresaban dinero a nuestro país, utilizando la fachada de las organizaciones cristianas estadounidenses ‘Sacudiendo las Naciones’ y ‘Puerta de la Montaña’.
En el caso de ‘Puerta de la Montaña’, con filial en Nicaragua, supuestamente tenía como objetivo hacer discipulado cristiano, captando a campesinos, residentes en los departamentos del norte del país centroamericano.
El dinero, «en vez de ser utilizado para cubrir los supuestos fines altruistas del Ministerio Puertas de La Montaña, era desviado para atender intereses particulares de los acusados, como compra de inmuebles, vehículos de lujo y otras objetos suntuosos; utilizando las exenciones tributarias, que las leyes del país confieren a las organizaciones sin fines de lucro», sostuvo la Fiscalía.
Según la acusación, «los grandes montos de dinero que eran depositados en la organización Puertas de la Montaña, filial Nicaragua», cantidad que no fue precisada, generaron que la Unidad de Análisis Financiero emitiera reportes de operaciones sospechosas de lavado de activos, al no estar corroborado el origen lícito de los fondos».
Los acusados constituyeron cuatro sociedades anónimas que «tenían como socios, camuflados en supuestos líderes religiosos (pastores), a los propios coacusados, personas de su entorno familiar y miembros de la supuesta organización religiosa de su confianza», de acuerdo con el Ministerio Público.
Los estadounidenses acusados visitaban la Jefatura de la Policía Nacional cuando llegaban a Nicaragua, según los registros de la página web policial.
Las autoridades nicaragüenses también promovían las denominadas «Cruzadas Evangelizadora Buenas Nuevas» que realizaban esas organizaciones cristianas, acusadas ahora de la comisión del delito de lavado de dinero. EFE