Caracas, 21 sep (EFE).- El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, dijo este jueves que la intervención armada en la cárcel de Tocorón, ubicada en el estado Aragua (norte), donde el Gobierno desplegó 11.000 agentes de las fuerzas de seguridad, ha sido un «golpe demoledor» al crimen organizado.
«Duélale a quien la duela, el golpe del desmantelamiento de lo que significó el centro de reclusión de Tocorón es un golpe demoledor, que implica una disminución más progresiva del delito en Venezuela», dijo el fiscal durante un acto en el estado Anzoátegui (noreste).
Según el Gobierno, varias redes criminales operaban desde Tocorón, donde se formó la organización criminal transnacional «Tren de Aragua», extendida por Chile, Perú, Bolivia y Colombia.
Saab consideró que con esta intervención, que incluyó el desalojo de los privados de libertad, se produjo el «descarrilamiento» de la banda criminal «Tren de Aragua», sin que hasta ahora se conozca cuántos miembros de este grupo fueron identificados dentro del penal.
«Se siente el clima en el país de estabilidad pacífica, de estabilidad política, de convivencia ciudadana», agregó el fiscal tras asegurar que, desde 2018, se ha disminuido en un 65 % la tasa de homicidios en el país, y en un 38 % las acciones de violaciones a derechos humanos.
El ministro de Interior y Justicia, Remigio Ceballos, confirmó este jueves que un miembro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) falleció y otros cuatro miembros de los cuerpos de seguridad fueron detenidos durante la intervención de la cárcel.
Aseguró que seguirán las investigaciones para determinar las responsabilidades civiles, penales y disciplinarias a las que haya lugar, pues -reiteró- desde el penal se planeaban secuestros, homicidios por encargo y delitos informáticos. EFE
hp/sb/laa