guayaquil ecuador

Quito, 28 mar (EFE).- La ciudad de Guayaquil, situada en el suroeste de Ecuador, registró trece eventos violentos la noche del miércoles y madrugada de este jueves, en medio de un estado de excepción que rige en el país, informó el alcalde de ciudad Aquiles Alvarez.
«La noche de ayer y madrugada de hoy, nuestra ciudad enfrentó un total de 13 eventos violentos relevantes distribuidos en diversos puntos. Entre estos, resalta la presencia de artefactos explosivos e incendios provocados», informó en su cuenta de la red social X.
Detalló que los lugares afectados abarcaron áreas como Mucho Lote, Vía a Daule, Bastión Popular, Guayacanes, Flor de Bastión, vía Perimetral, sectores del centro, entre otros.
Ante esta situación, el centro de operaciones de la empresa pública Segura coordinó estas alertas con las instituciones pertinentes.
En el sector de la Penitenciaría del Litoral, el personal operativo de Segura, ambulancias, patrulleros de la agencia de tránsito municipal y Bomberos «desplegaron esfuerzos para colaborar estrechamente con las acciones de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional con el fin de mantener el orden y la tranquilidad en la ciudad», dijo.
El alcalde apuntó que estos eventos resaltan la importancia de la coordinación interinstitucional. «No obstante esperamos que el Gobierno Nacional pueda hallar una solución a la crisis que afecta tanto al país como a nuestra ciudad», subrayó
Los hechos violentos ocurrieron en momentos en que en la cárcel Regional de Guayaquil se producía un motín, que ha dejado hasta el momento un fallecido y cuatro heridos, según las autoridades, que no han detallado si se trata de reos, miembros de las fuerzas de seguridad o de guías penitenciarios.
Para el viceministro de Seguridad, Lyonel Calderón, la situación, ocurrida en medio de un estado de excepción en el marco de un «conflicto armado interno» contra las bandas criminales, tiene tintes «desestabilizadores».
«Son intentos desestabilizadores del Estado de Derecho, de la democracia, porque estamos a las vísperas de una consulta popular que pretende resolver los problemas de seguridad: extradición, incremento de penas para delitos graves», entre otros, dijo.
Añadió que, en medio de un conflicto armado interno y «una lucha histórica en contra de la delincuencia organizada del narcoterrorismo», las acciones desplegadas por el Estado «tienen como consecuencia actos desestabilizadores»
«No es una coincidencia que justo el día de hoy, que se van a realizar unos testimonios anticipados en un caso muy importante, comiencen a producirse estas situaciones. Estos hechos no son aislados, estamos a las vísperas de una consulta popular (21 de abril), que tiene como eje la atención a los problemas de seguridad que atraviesa el Estado ecuatoriano», reiteró. EFE