Naciones Unidas, 19 dic (EFE).- El Coordinador Especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, encargado de la cuestión palestina, Tor Wennesland, dijo este martes sentirse «horrorizado» por los llamamientos a la violencia contra los civiles que llegan tanto de israelíes como de palestinos.
«Estoy horrorizado por los numerosos casos de responsables que glorifican la violencia y alientan al asesinato de civiles, una retórica detestable que debe ser rechazada por líderes de todas las partes», dijo Wennesland ante el Consejo de Seguridad en una nueva sesión dedicada a la guerra de Gaza.
Wennesland condenó tanto los ataques terroristas de Hamás del 7 de octubre como la reacción israelí, que en ambos casos se ha cebado con los civiles.
Pidió además no olvidar la situación en Cisjordania, que sufre «una expansión implacable de los asentamientos (de colonos israelíes) y los obstáculos a los palestinos para acceder a sus tierras y sus recursos», y donde los niveles de violencia no se veían desde 2017.
Entre toda esta tensión, alertó sobre la situación de la Autoridad Palestina, cuya situación calificó de «extremadamente precaria» en toda Cisjordania que administra con numerosas limitaciones: explicó que desde el 7 de octubre, 150.000 trabajadores palestinos han perdido su trabajo por las restricciones de acceso de Israel.
Las palabras de Wennesland sobre la Autoridada Palestina contrastan con los llamamientos de Estados Unidos o la Unión Europea para entregar a este organismo el control de Gaza en un eventual escenario de posguerra, unos planes sobre los que Israel ya ha mostrado su desacuerdo. EFE