Bogotá, 29 oct (EFE).- El presidente colombiano, Gustavo Petro, votó temprano este domingo en las elecciones locales y regionales que se celebran en el país y deseó, tras la asonada de ayer en el municipio de Gamarra, que costó la vida a funcionaria, que la jornada transcurra con tranquilidad y Colombia vote en paz.
A diferencia de otros presidentes, Petro votó en un colegio electoral del sur de Bogotá, en el barrio de Puente Aranda, y no en la Plaza Bolívar, el puesto habilitado normalmente para los mandatarios y autoridades y donde inauguró, a las 8:00 de la mañana (13:00 GMT), la jornada electoral.
El presidente aseguró desde este puesto de votación que ya está «todo el material (electoral) distribuido en todos los lugares del país», por lo que las elecciones se llevarán a cabo en todo el territorio nacional.
También alertó sobre la compra de votos, un fenómeno cotidiano en elecciones en Colombia, subrayando que «quita la libertad del elector y enturbia completamente la democracia» y es «un delito», por lo que pidió que se reporte y se denuncie.
«Espero de toda la ciudadanía, cualesquiera que sean los resultados en cualquier parte del país, tranquilidad, prudencia», dijo el mandatario en la apertura en la Plaza Bolívar, donde inauguró la jornada antes de votar.
Según Petro, «este es un día de paz, es un día en que Colombia debe demostrarle al mundo que definitivamente ya votó, votó por la paz. Y ese voto por la paz que la inmensa mayoría de los colombianos y colombianas hemos hecho hoy debe manifestarse en paz».
Ayer en la localidad de Gamarra, en el departamento del Cesar (noreste de Colombia), una funcionaria de la Registraduría, identificada como Duperly Arévalo Carrascal, falleció después de que una turba prendiera fuego a la sede local de esta entidad, encargada de organizar las elecciones, como protesta por la inhabilitación de un candidato de este municipio.
«Es un hecho obviamente lamentable que ocurrió el día de ayer y que no debe repetirse en el día de hoy en ninguna parte del país», pidió Petro, quien recordó que «Colombia ha vivido tristes momentos en su historia nacional alrededor de esa exacerbación, incluso a veces motivada desde afuera, a veces surgida de las mismas luchas políticas».
«Por eso lamentamos el asesinato de Duperly Arévalo, esperamos que se haga justicia y que se determine las causas que llevaron a una parte de la población de Gamarra a un conflicto que terminó con la muerte», añadió el presidente.
En las elecciones de este domingo 38,9 millones de colombianos podrán elegir a 1.102 alcaldes y 32 gobernadores, así como a los miembros de los concejos municipales, de las asambleas departamentales y a ediles de las Juntas Administradoras Locales (JAL).
Los resultados se conocerán pocas horas después de que cierren las urnas a las 16:00 hora local (21:00 GMT) y los ojos estarán puestos en las alcaldías de las principales ciudades. EFE