ministro cubano

La Habana, 25 mar (EFE).- El primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, llamó este lunes a «cerrar filas» en el combate contra el delito, la corrupción, las ilegalidades y las indisciplinas sociales, un tema que calificó como «transversal» y consideró de «seguridad nacional».
Marrero convocó a trabajar «desde la exigencia y el control» y a eliminar «la blandenguería» para lograr resultados integrales frente a estos fenómenos, según reportaron medios oficiales sobre una reunión virtual del equipo gubernamental que atiende el tema a nivel nacional.
Señaló que hay delitos que persisten y crecen como el robo en bodegas (tiendas estatales) y que la mayoría de esos sucesos están relacionados con productos básicos como el arroz, la harina y aceite.
El jefe de Gobierno también subrayó que el combate contra el comercio de las drogas requiere de «esfuerzo y rigor», aunque se enfrenta con «tolerancia cero» y «con toda la energía, con todo el rigor penal, según lo establecido en el país».
De acuerdo con los informes, en la reunión se trató además sobre las acciones que realizan varios organismos estatales como el Banco Central de Cuba y la Aduana General de la República, con el fin de enfrentar delitos asociados al canje y recanje de divisas en el mercado informal, el tráfico ilegal, estafas y defraudaciones financieras.
Desde el pasado febrero, altos cargos del gobierno cubano se han manifestado con mensajes de «mano dura» y los medios estatales han resaltado operaciones policiales y judiciales apuntando en una clara campaña anticorrupción.
En ese contexto de enfrentamiento a los delitos económicos se ha destapado una investigación al exministro de Economía Alejandro Gil por un presunto caso de corrupción.
Asimismo los medios oficiales informaron sobre el robo de 133 toneladas de pollo en una empresa estatal en La Habana, por el que fueron detenidas 30 personas, así como las condenas de entre 2 y 22 años de cárcel para 203 trabajadores estatales por diversos casos de corrupción y el desmantelamiento de una red (18 imputados) que robó más de 41.000 dólares en tiendas estatales. EFE