Tocorón (Venezuela), 23 sep (EFE).- Venezuela ha «desmantelado totalmente» la organización criminal transnacional «Tren de Aragua», con la detención de 88 de sus miembros, tras una intervención gubernamental en la cárcel de Tocorón, ubicada en el estado Aragua (norte), donde se formó esta banda, informó este sábado el ministro de Interior y Justicia, Remigio Ceballos.
«Tenemos el control total de este penal, de este centro penitenciario, y, además de eso, hemos desmantelado totalmente el autodenominado ex Tren de Aragua. Tenemos 88 personas detenidas en este momento, aportando datos de interés criminalísticos muy importantes, todos integrantes de ese grupo, que fue abandonado por quienes lo dirigían», dijo el funcionario a periodistas en la presentación de un balance de la operación.
Tocorón fue la prisión donde nació el «Tren de Aragua», extendida por Chile, Perú, Bolivia y Colombia, con el chantaje a internos como primer negocio, que luego diseñó una estructura jerárquica alrededor de los líderes en el centro penitenciario, que replicó en el exterior.
Ceballos indicó que la organización criminal se dedicaba a «cometer delitos atroces», entre los que mencionó secuestro, narcotráfico, trata de personas, homicidio, sicariato y extorsiones.
Aseguró que continúan las investigaciones y los procesos de «búsqueda» para capturar a todos los vinculados con este grupo, «inclusive en el ámbito internacional, si llegasen a escapar, a huir, algunos de los integrantes».
«Estamos adelantando las coordinaciones y conexiones de carácter diplomático, por instrucciones precisas de nuestro presidente (Nicolás Maduro)», aseguró Ceballos, quien afirmó que Venezuela está posicionada «geopolíticamente para colaborar y contribuir con los órganos de seguridad ciudadana» de los países vecinos y otros, con los que está en «contacto permanente».
Ceballos informó el viernes de la recaptura de 87 presos que se habían dado a la fuga en medio de la intervención en Tocorón.
Durante la intervención en la cárcel, para la que desplegaron a unos 11.000 agentes de seguridad, se encontró armamento de guerra, como armas largas, de francotiradores, granadas, explosivos, lanzacohetes y municiones diversas, de acuerdo con los reportes gubernamentales.
El Ejecutivo confirmó que el procedimiento se saldó con un agente muerto y otros cuatro detenidos por su presunta vinculación con las redes criminales que operaban en el lugar, en el que se planeaban secuestros, homicidios por encargo y delitos informáticos. EFE
hp-csm/eat
(foto)(video)