cne ecuador

Quito, 8 may (EFE).- El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador proclamó este miércoles los resultados definitivos del referéndum celebrado el pasado 21 de abril a iniciativa del presidente Daniel Noboa, donde recibió un amplio respaldo a sus propuestas para fortalecer el combate al crimen organizado pero vio rechazadas sus reformas económicas en materia de trabajo por horas y arbitrajes internacionales.
Las nueve cuestiones en materia de seguridad recibieron un apoyo de entre el 72,24 % y 59,92 % de los votos, mientras que la iniciativa para legalizar los contratos laborales por horas recibió un rechazo del 69,50 % y la de permitir los arbitrajes internacionales en cualquier jurisdicción tuvo una negativa del 65,16 % de los votos.
De las nueve cuestiones aprobadas, hay tres que entrarán en vigor de forma inmediata tras la proclamación oficial de los resultados, por suponer reformas a la Constitución de 2008, aprobada durante el mandato presidencial de Rafael Correa (2007-2017).
La primera es la modificación en el rol de las Fuerzas Armadas para que de manera permanente apoyen a la Policía Nacional en operaciones contra el crimen organizado, sin necesidad de expedir para ello estados de excepción como sucedía hasta ahora, una cuestión donde el ‘Sí’ ganó con el 72,24 % de los votos.
La segunda es la posibilidad de que el Estado ecuatoriano acepte la extradición de ecuatorianos cuando sean requeridos por la Justicia de otros países, lo que fue respaldado por el 64,34 % de la población.
La tercera, con el 59,92 % de los votos a favor, es el establecimiento de un sistema de juzgados constitucionales que se encarguen de revisar recursos de amparo y habeas corpus, de manera que ya no queden en manos de cualquier juez como hasta ahora, lo que era una puerta para que delincuentes detenidos encontrasen la forma de salir de prisión.
Las otras seis medidas en materia de seguridad suponen reformas legislativas para las que el Gobierno deberá presentar proyectos de ley con el objetivo de que los tramite y debate la Asamblea Nacional (Parlamento).
Entre estas cuestiones está destinar a las Fuerzas Armadas a que se encarguen de controlar los accesos a prisiones, epicentro de la crisis de violencia que azota al país al haber estado los últimos años controladas muchas de ellas por las bandas criminales, una iniciativa que logró el 69,66 % de los votos a favor.
Asimismo, los ecuatorianos se mostraron en un 67,34 % a favor aumentar las penas de delitos ligados con el crimen organizado como terrorismo y su financiación, narcotráfico, delincuencia organizada, asesinato, sicariato, trata de personas, secuestro extorsivo, tráfico de armas, lavado de activos y minería ilegal.
También con un 66,69 % a favor respaldaron la iniciativa para eliminar los beneficios penitenciarios de una serie de delitos conexos con las bandas criminales, de manera que los condenados por estos cargos deban cumplir su pena íntegramente en prisión.
Además, un 63,90 % apoyó la propuesta de crear un delito de tenencia y porte de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y de la Policía.
Y con el 64,06 % ganó el ‘Sí’ al planteamiento de equipar a las fuerzas estatales con el armamento incautado a los delincuentes.