asesino ecuador

Quito, 30 mar (EFE).- La Policía informó este sábado de la detención de un hombre, presuntamente implicado en el secuestro de once personas y el asesinato de cinco de ellas el viernes, en la provincia costera de Manabí, situada en el oeste de Ecuador.
En su cuenta de la red social X, la Policía señaló que durante la intervención hallaron seis fusiles, dos pistolas, 51 cargadores, cartuchos, material explosivo y otros indicios asociados al caso.
Adjuntó vídeos y fotografías de la detención sobre el caso, que investiga el asesinato de cinco de los once secuestrados en la zona de Ayampe.
Según la Policía, cinco menores que también fueron secuestrados, se encuentran a buen recaudo con sus familiares.
La prensa local señala que todos los secuestrados en un hotel -en el primero de tres días de asueto por Semana Santa- eran parientes, pero la Policía no ha hecho referencia a ello.
Sobre el caso alertó uno de los secuestrados que logró escapar.
El hombre relató que hasta el hotel donde se encontraban «llegó un grupo de personas, de aproximadamente 20 individuos, quienes habían ingresado a la habitación donde estaban hospedados y habrían procedido a quitarles sus teléfonos, sus documentos y demás pertenencias», según publicó el medio digital Primicias.
Luego, los maniataron y se los llevaron a él, a cinco familiares mayores de edad y a cinco menores con rumbo desconocido y, posteriormente, acribillaron a los adultos, relató.
«Cualquier ataque contra un ecuatoriano es un ataque al Ecuador», escribió este sábado el jefe de Estado, Daniel Noboa en su cuenta de la red social X.
Lo sucedido en las provincias de Santa Elena y Manabí «nos recuerda que la batalla continúa. La Policía Nacional se encuentra desplegada y, como resultado, hemos capturado a uno de los secuestradores de Ayampe, no descansaremos hasta encontrar a los demás», anotó.
«Esta -agregó- es una muestra de que el narcoterrorismo y sus aliados están buscando espacios para atemorizarnos, pero no lo lograrán. Mi solidaridad con las familias que han sido víctimas de la violencia de los terroristas que pretenden acabar con nuestro país».
Ecuador está en estado de excepción y en un «conflicto armado interno», contra las bandas criminales, decretado enero pasado por Noboa, en momentos de una creciente ola de violencia. EFE