Ciudad de Panamá, 28 sep (EFE).- Las alianzas son herramientas valiosas para el combate del cáncer, pero lograrlas no es un camino fácil porque muchas personas, instituciones e incluso empresas, no comprenden aún el impacto social de esta enfermedad, eso ha dicho a EFE la oficial de coordinación para el Desarrollo de Alianzas y Movilización de Recursos de la ONU en Panamá, Jacqueline Ruíz.
En Panamá, el cáncer de mama es la primera causa de muerte en mujeres y su incidencia está aumentando un 2 % anualmente, según datos del foro «Hacia la cura del cáncer de mama, en equidad, innovación y política pública», organizado por la ONU, Roche, con quien EFE mantiene un acuerdo de concienciación sobre oncología, la Asociación Nacional contra el Cáncer (ANCEC) de Panamá y la Ciudad del Saber.
Al comentar su experiencia como oficial de la ONU en el desarrollo de alianzas, Ruíz ha señalado que cuando se trata de temas de salud cuesta alcanzarlas «porque a veces las personas, las instituciones, inclusive el sector privado, no entienden cómo pueden participar» en este tipo de conversación.

El modelo de multipartes interesadas
Y más aún en el caso del cáncer, que «a pesar de ser un tema de salud que debería ser prioritario para todas las partes, suele estar enfocado solo en los que padecen la enfermedad o sus familiares».
En ese sentido, Ruíz ha abogado para que el tema del cáncer de mama se aborde más allá de cada octubre y no solo desde el punto de vista de la promoción de la salud, «sino que se empiece a trabajar en políticas públicas pero con todas las partes, no solamente la parte médica y los pacientes, sino toda la sociedad».
«A pesar de que tenemos todos el mismo objetivo, estamos trabajando de manera separada y por eso el modelo de multipartes interesadas que impulsa la ONU lo que hace es acortar el tiempo del resultado esperado y facilita la conversación”, ha añadido.

Alianzas que pongan a la mujer en el centro
En este sentido, Roche impulsa «alianzas estratégicas que buscan, con un propósito claro, cómo acercamos a la mujer lo antes posible» para que obtenga una respuesta a sus necesidades en salud, ha compartido con EFE la directora de Asuntos Corporativos para Roche de Centroamérica, Caribe y Venezuela, Melissa Delgado.
«Convoquemos a la academia, la industria, el gobierno, la sociedad civil a buscar respuestas y soluciones. Si uno analiza el impacto social que tiene una enfermedad como el cáncer desde la perspectiva económica o desde la posibilidad de la mujer de reinsertarse en la sociedad, empieza a entender porqué poner a la mujer en el centro de la conversación es relevante», ha desarrollado Delgado.
A juicio de la directiva, ante un problema de salud pública como es el cáncer de mama, «la sociedad debe acercar rápidamente a todas las partes a estas conversaciones de diagnóstico temprano, de promoción de la salud, cómo llevamos la salud descentralizada para que el tratamiento llegue de manera oportuna y busquemos la cura».
«Si estas articulaciones no se dan, los esfuerzos serían, si se quiere, hasta anecdóticos, no estaríamos constituyendo una reforma sistémica», ha añadido. EFE