Bogotá, 2 nov (EFE).- El alto comisionado para la Paz de Colombia, Danilo Rueda, pidió este jueves a la guerrilla del Ejército de LIberación Nacional (ELN) que deje en libertad al padre del futbolista Luis Díaz, del Liverpool, y dijo que ese secuestro genera desconfianza en el proceso de paz.
«Este es el momento de la paz, rechazamos este hecho que genera desconfianza en la construcción de paz con el ELN», dijo Rueda en una declaración en video.
El jefe de la delegación de paz del Gobierno, Otty Patiño, informó este jueves que el secuestro de Luis Manuel Díaz y Cilenis Marulanda, padres del extremo colombiano, perpetrado el pasado sábado en la localidad de Barrancas, en el departamento caribeño de La Guajira, cuando viajaban en su vehículo «fue perpetrado por una unidad perteneciente al ELN».
La madre del jugador fue dejada en libertad horas después aunque la guerrilla mantiene secuestrado al padre del ariete colombiano al que buscan más de 250 comandos de élite de la Policía y el Ejército colombiano apoyados por drones y otras tecnologías.
«Le estamos exigiendo nuevamente al ELN, como lo hemos planteado en este escenario de diálogo, el cese del uso del secuestro para la obtención aparente de beneficios políticos», añadió Rueda.
El funcionario también dijo que el ELN debe «no solamente adoptar todas las medidas para la pronta libertad de Luis Manuel, sino también deben asumir todas las responsabilidades por los efectos políticos y éticos que está generando esta actuación en esta construcción de paz en nuestro país», sentenció.
Rueda añadió que tanto el Gobierno como la delegación de paz «exigimos de manera perentoria la libertad de Luis Manuel Díaz».
El acuerdo de cese al fuego con el ELN, que entró en vigor el 3 de agosto, por un plazo de 180 días, prohíbe cualquier ofensiva entre las partes y también todas las acciones prohibidas por el Derecho Internacional Humanitario (DIH), que considera la toma de rehenes, como en este caso, es un crimen de guerra. EFE