El preolímpico en Venezuela se desarrolla con toda normalidad, y más allá de la tragicomedia que se suscitó en el estado Lara con relación al estadio Metropolitano, en la Capital todo fluye con normalidad y pudimos observar algunos rostros de satisfacción entre gente ligada al fútbol, tras saber que no tendrán que mudarse de sede para la fase final.

Conversábamos con colegas presentes en el evento sobre el efecto de no jugarse la fase final en tierras crepusculares, y en algunas oportunidades tuvimos que mostrar tranquilidad sobre lo sucedido, con frases como, «tranquilo que eso es normal allá», o, «ya los guaros estamos acostumbrados a este tipo de cosas», y más allá del tono irónico que usted amigo lector pueda considerar sobre nuestro comentario, este lunes tras el triunfo de Venezuela, por nuestra mente pasaban tantas cosas, que nos obliga a entender el por qué somos así, incluso, comprender el por qué las nuevas generaciones tanto en lo dirigerencial, en lo político, como en lo comunicacional, les da igual, o ven como hago normal que sucedan cosas como estas, que nos obliga a sentir, que ante cualquier situación debemos aceptar la icónica frase «Vaja cree».

Pérdidas

Las perdidas al no jugarse en el estado Lara son cuantiosas, leíamos un artículo el cual señalaba que la alcaldía anfitriona (Palavecino), dejaba de recibir por lo menos unos 100 mil dólares producto de los impuestos de taquilla, por cierto, ente municipal que se mostró muy parco y con poco interés durante la etapa de preparación al evento. También pudimos palpar las perdidas que hoy refleja el sector turístico, quienes habían realizado grandes inversiones con la finalidad de prestar el mejor servicio a los invitados. Otras perdidas, aún más tangibles, son la cantidad de vallas publicitarias que ya decoraban la ciudad capital y parte de Palavecino, productos que solo servirán para alimentar ese guayabo que el pueblo larense tiene en la actualidad, por culpa, repetirnos, por culta de unos empresarios, quienes desestimaron la magnitud de lo que podía suceder, y creyeron que en el estado Lara se iba a jugar un torneo de chapitas, y con la mayor tranquilidad hoy ven como algo «normal» lo sucedido. Al final de todo, «la culpa fue de la naturaleza».

Lara había preparado conjuntamente con los periodistas deportivos de la región, una agenda de actividades entre las que destacaban, un foro de comunicación deportiva con los invitados internacionales, las rutas turísticas y religiosas para los visitantes, un encuentro de softbol con los periodistas del cono sur, entre otras variedad de eventos que lamentablemente tanto en Caracas como en Valencia, brillan por su ausencia.

Los Muchachos

Luego del triunfo de Venezuela ante Colombia, los presentes coincidían en creer que el pase a la fase final a jugarse en Caracas, está mucho más cerca. Y es que solo depende de nuestra selección lograr este objetivo, hay que pasar una prueba de fuego y derrotar a la selección de Brasil, para poder avanzar a la siguiente ronda, y seguir con ese sueño de convertirnos en olímpicos.

Curiosamente algunos compañeros comunicadores de este país, recomendaron no dañar la fiesta post partido, con preguntas vinculadas al estadio metropolitano, más aun, cuando sabemos que dentro de la selección existen jugadores de este sector del país, quienes no tienen la culpa de lo sucedido, incluso con ese sueño desvanecido de querer jugar una ronda final en la tierra que los vio nacer.

Hubo un colega que como un buen padre o un hermano, de muy buena manera nos pidió que no tocáramos el tema ante los jugadores, razón que nos obligó a decir, que obviamente no lo haríamos, porque irónicamente nos habíamos enterado que sus familiares no han podido ver los juegos, porque en sus zonas de residencia en Barquisimeto, cada vez que juega la selección hay racionamiento eléctrico, algo que también lo vemos con «normalidad» en este estado del país. «Vaja cree»

Juegos

Hasta el momento de redactar esta nota Brasil era el único clasificado a la fase final, este martes podría definirse el calendario del grupo B, ya que todos tienen posibilidades de seguir en la pugna o abandonar en barco, con una Argentina muy criticada pero metida en la pelea, y una selección de Uruguay que no levanta cabeza con un Marcelo Bielsa irreconocible, su trato ante los medios no ha sido el más cónsono con su liderazgo.

Liga Futve

Nos informan que este miércoles será presentada la Liga Futve, torneo que fue modificado para dar un apoyo al preolímpico de fútbol, el torneo se jugará con 15 equipos, el resto de la historia ya la sabemos.


La siguiente frase la envió en la tarde de este lunes un maestro y amigo del deporte, muchas veces en pocas líneas se dicen muchas cosas, y en esta ocasión creemos que es así:

No puede haber una instalación deportiva con buen mantenimiento, si no dispone de un uso continuo. (JG)