rio de janeiro

Río de Janeiro, 23 mar (EFE).- Al menos siete personas han muerto como consecuencia de derrumbes y trombas de agua causados por unas intensas lluvias que caen sobre el estado de Río de Janeiro, según informaron este sábado las autoridades brasileñas
Las tormentas se desataron durante la noche del viernes y castigaron diversas zonas del estado fluminense, con una especial incidencia en la región serrana situada a unos 100 kilómetros de la ciudad de Río de Janeiro.
De hecho, en esa región montañosa, por deslizamientos de tierra causados por las lluvias, se han registrado cinco de las muertes comprobadas en las últimas 24 horas, de acuerdo a las autoridades regionales.
En Petrópolis, una de las principales ciudades de la sierra, varias casas fueron prácticamente tapiadas por un cerro que se derrumbó por el impacto de las lluvias.
Las autoridades intentaban limpiar el lodazal en que se han convertido las calles y algunas personas han debido dejar sus hogares frente a la posibilidad de nuevos deslizamientos.
Entre ellas, Adriana Correia de Almeida, quien dijo a Efe que ella y su familia se han trasladado a las residencias de parientes, pues su casa se ubica junto a un terreno que, según las autoridades, puede derrumbarse en cualquier momento.
En el balneario de Arraial do Cabo un hombre perdió la vida al ser alcanzado por un rayo en medio de los temporales, y en Duque de Caxias, un populoso municipio vecino a Río de Janeiro, el conductor de un camión falleció ahogado cuando el vehículo fue arrastrado por una tromba de agua hacia un río.
Todo Río de Janeiro ha sido declarado en «estado de alerta» por las intensas lluvias, y las autoridades mantienen acuartelados a los miembros del cuerpo de Bomberos y Defensa Civil.
El servicio meteorológico ha alertado de que las temporales proseguirán durante el fin de semana y que pueden extenderse a otras zonas del litoral sureste de Brasil, como el estado de São Paulo, que también sufre con intensas lluvias desde el viernes. EFE